Noticias & recomendaciones Blog Secciones

Comprar casa en San Pedro de Alcántara, la opción de moda en la Costa del Sol 7 Dic, 2018 Manuel Alarcon

Comprar una casa en San Pedro de Alcántara, Marbella, es una de las opciones que están marcando tendencia de forma más clara, tanto entre los inversores como entre las personas que desean residir de forma permanente en la Costa del Sol, o las que simplemente buscan disfrutar de ella durante sus vacaciones.

No es para menos. San Pedro de Alcántara y su zona de playa, conocida como Nueva Alcántara, es una de las poblaciones más importantes dentro del amplio municipio de Marbella —que se extiende a lo largo de 27 kilómetros de litoral— y concentra en un espacio muy manejable todas las maravillas asociadas a esta privilegiada región.

San Pedro es un antiguo pueblo de pescadores y agricultores, típicamente andaluz, que forma parte de Marbella desde 1945 y que se ha convertido en una de las localidades turísticas más atractivas de toda la costa española.

Sin embargo, el hecho de no estar aún ni mucho menos tan desarrollado como Marbella o Puerto Banús confiere a San Pedro características de «joya desconocida» para una gran parte de los visitantes o residentes en la Costa del Sol.

Como comentábamos, San Pedro concentra de alguna manera todos los diversos atractivos de auténtico este paraíso que es la costa malagueña.

En primer lugar destaca su ubicación, entre Marbella y Estepona y a muy pocos minutos de Puerto Banús, cerca por tanto de las áreas más bulliciosas y cosmopolitas de la Costa del Sol, pero con una atmósfera más tranquila, de «vacaciones junto al mar».

No es que San Pedro no tenga animación, pues ni mucho menos se trata un «pueblo fantasma» vacacional del que la gente desaparece al acabar el verano.

Se trata por el contrario de una localidad viva, con un bullicioso y pintoresco caso histórico, lleno de tiendas, bares y restaurantes, donde la alegría de vivir típicamente andaluza se respira durante todo el año.

Eso sí, al acercarnos a la playa, el ambiente cambia completamente. Hasta hace pocos años, la autovía A-7 separaba de forma ostensible el casco urbano de San Pedro de su área costera, pero a finales de 2015 se completó el soterramiento de ese tramo de la vía y la apertura sobre el mismo de un moderno bulevar que concentra una importante oferta de restauración y servicios.

Como decíamos, la atmósfera cambia tras cruzar el bulevar y adentrarnos en la zona conocida como Nueva Alcántara, de marcado carácter residencial y en plena expansión, donde predominan las promociones de apartamentos y villas en medio de zonas verdes y terrenos aún por explotar.

Un espectacular paseo marítimo con chiringuitos de diseño

La palabra que define mejor a la zona de playa de San Pedro es tranquilidad. A unos 800 metros del bulevar nos encontramos con el que es sin duda su principal atractivo, el paseo marítimo que ha ganado justa fama como uno de los más hermosos de la Costa del Sol.

No pensemos en el paseo marítimo de Marbella ni tampoco en el de Puerto Banús o Estepona. San Pedro es aún una zona «virgen» en comparación con estas desarrolladas poblaciones.

Aquí lo que encontramos son atractivas urbanizaciones ajardinadas y de poca altura, diseminadas entre amplias avenidas y áreas aún sin construir.

El paseo en sí mismo cuenta sin embargo con una importante oferta de ocio y restauración, con papel destacado para los chiringuitos y restaurantes.

En el extremo más occidental destacan los lujosos Bora Bora y El Ancla, que son «beach clubs» en toda regla, con restaurante gourmet, piscina, terraza y fantásticas vistas al mar; el Guayaba Beach (restaurante/chiringuito), de excelente relación calidad-precio; y también La Pesquera, un lugar emblemático cuya cocina ha perdido sin embargo en calidad respecto a lo que era y en el que recomendamos disfrutar de un café o un aperitivo en una localización privilegiada, más que de una comida en toda regla.

A lo largo del paseo nos vamos encontrando con los preciosos chiringuitos de diseño El Abrevadero, L’Unique, Hawai Kai y, finalmente, en su extremo oriental (hacia Puerto banús y Marbella), la taberna El Alabardero, restaurante y beach club especializado en paellas y con piscina y jardín.

El conjunto del paseo está exquisitamente cuidado, con conjuntos de palmeras y áreas de hierba sobre la arena, y ofrece unas espectaculares vistas del Peñón de Gibraltar y la costa de África en los días claros (por cierto, hay que destacar la belleza del cielo estrellado en esta zona, realmente espectacular para ser una zona turística desarrollada).

Como comentábamos, al ser una zona de urbanización reciente y aún en plena expansión, San Pedro no alberga edificios altos como los que encontramos en otras poblaciones que se desarrollaron antes, como la propia Marbella.

La zona de Linda Vista, que limita con Nueva Alcántara por su lado occidental (en dirección a Estepona), está configurada principalmente por villas de una sola planta, a un paso de la playa, entre las cuales se ubica el conjunto arqueológico de la basílica paleocristiana de Vega del Mar.

Dentro de San Pedro, en la zona de Nueva Alcántara, encontramos nuevas promociones de villas de diseño contemporáneo, como Las Perlas del Mar.

Por cierto, aprovechamos para mencionar que, a un paso de esta última, los amantes del pádel pueden disfrutar del Club de Tenis y Pádel Nueva Alcántara, el primero que se abrió en España, sede principal durante muchos años de una de las pruebas del internacional Padel Pro Tour y que incluye además gimnasio, sala de fitness, restaurante, centro de estética y tienda deportiva.

Ya que estamos hablando de deportes, no olvidemos mencionar el que justifica el apelativo de moda de Costa del Golf, ya casi tan famoso como el de Costa del Sol.

En efecto, la zona de playa de San Pedro limita con Guadalmina Baja, el área más occidental de Marbella —y conocida por sus impresionantes villas de lujo—, donde se ubica el Real Club de Golf Guadalmina, el único de la Costa del Golf que llega hasta la misma playa.

Un paso más allá de Guadalmina Alta entramos ya en el término municipal de Estepona, en la llamada Nueva Milla de Oro, donde encontraremos sucesivos campos de golf, como Atalaya, El Paraíso o El Campanario.

Asimismo, el área de San Pedro y alrededores  cuenta con  con escuelas de gran prestigio: a pocos metros del bulevar se encuentra el Laude San Pedro International College; en Guadalmina (a 2 minutos en coche) el Colegio San José y en Linda Vista, Calpe International School.

En resumen, San Pedro y su área playera, denominada Nueva Alcántara, es una «Marbella en miniatura» aún sin explotar, donde encontramos todos los atractivos de la Costa del Sol a un máximo de 5 minutos en coche: estupendas playas, un paseo marítimo panorámico, chiringuitos de lujo y económicos, clubes de tenis y de golf, colegios internacionales, un típico pueblo andaluz con sus callejuelas, bares y restaurantes.

7th Dic, 2018 by Manuel Alarcon

Compartir este artículo

Nuestros Servicios