Noticias & recomendaciones Blog Secciones

Cuatro restaurantes con estrella Michelin confirman la consagración de Marbella como destino gastronómico de referencia28 Nov, 2017 Manuel Alarcon

Todo el mundo ha oído hablar de Marbella como paraíso del lujo y de la la vida nocturna: tiendas de grandes marcas, discotecas, coches de alta gama, viviendas de alto standing… A esto se añade ya su dimensión como destino gastronómico de referencia, que la sitúa a la altura de las otras grandes áreas de la gran restauración en España. Entre la amplia variedad de opciones destaca por derecho propio el cuarteto de restaurantes que han merecido la distinción de las estrellas Michelín, el más alto galardón gastronómico a nivel internacional. Un dato también a tener en cuenta: en un ambiente tan internacional como el de Marbella, los restaurantes más punteros basan su carta en las virtudes de la cocina tradicional andaluza. Es evidente que la sabiduría culinaria y el producto local son un factor que pesa tanto o más que las nuevas técnicas de la cocina creativa.

Dani García, en Puente Romano, en plena Milla de Oro de Marbella: el chef de 41 años, uno de los grandes creativos de la cocina actual, ejemplifica como nadie el auge de Marbella en la escena gastronómica, al ser él mismo «un producto de la tierra», nacido en la localidad malagueña en 1975. Su restaurante homónimo en Puente Romano se ha convertido ya en un templo de la exquisitez al que peregrinan aquellos que sitúan a la cocina entre las bellas artes. En un espacio diseñado para gozar de los sentidos, un máximo de cincuenta comensales son atendidos por un equipo equivalente en número entre personal de sala y cocina, lo cual facilita que todo funcione como un mecanismo de precisión. Dani García ha empleado como materia prima de base la cocina tradicional andaluza, pero el vuelo de su fantasía culinaria la ha llevado a unas creaciones espectaculares y a una permanente reinvención. Por supuesto los frutos del mar desempeñan un papel destacado en los menús de esta referencia culinaria, donde el comensal disfruta de un amplio abanico de sabores y sensaciones yodados, cítricos en algunos platos, refrescantes y también de contrastes inesperados de frío y caliente, de texturas, de dulce y salado… Sin embargo, el genio del chef creativo se demuestra en la forma en que mantiene los pies en la tierra entre tanto atrevimiento y en que sus platos resultan al final perfectamente equilibrados y coherentes con sus raíces.

El Lago: Situado en un entorno idílico, junto al precioso lago de la casa club del Greenlife Golf de Marbella (en el área de Marbella Este), El Lago se ha convertido en una referencia por derecho propio en la escena gastronómica marbellí. Cinco años después de su fundación, en el verano de 2000, el restaurante consiguió el preciado galardón de la estrella Michelín, que ha conservado hasta el presente gracias en gran parte al buen hacer del chef Diego del Río, quien tras nueve años al frente de los fogones en El Lago ha emprendido su propio proyecto. El nuevo jefe de cocina, el joven chef Juan José Carmona (33 años), significa la continuidad de la apuesta de El Lago por los mejores valores de la cocina tradicional andaluza, pero con una gran sabiduría de autor y apertura a la experimentación que consiguen una poderosa intensificación de los sabores y una sopredendente combinación de texturas.

Messina: Impulsado por el genio del chef Mauricio Giovanini y galardonado con una estrella Michelin, el restaurante Messina se ha convertido también en un foco destacado de la nueva cocina de autor en Marbella. Situado en este caso en pleno centro de Marbella (con un aparcamiento justo al lado), en la avenida Severo Ochoa, el espacio del restaurante —elegante y de diseño minimalista, con sofás tapizados en rojo y luz suave— juega un papel importante en las experiencia organoléptica que nos ofrece, que algunos comensales han descrito como «filosófica». La carta del Messina, basada en la cocina mediterránea tradicional, es sinónimo de sofisticación y originalidad. Su menú de degustación, en concreto, constituye una escala ascendente en intensidad de sabores que ha cimentado el prestigio de este local.

Skina: La exquisitez rodea todos los aspectos del último en la lista de los restaurantes que gozan de la codiciada estrella Michelín. Para empezar, su tamaño, ya que se trata de uno de los restaurantes más pequeños del mundo, con cabida para tan solo… ¡catorce comensales! No es de extrañar que haya que reservar con mucha antelación para poder disfrutar de los menús basados en recetas de la cocina tradicional andaluza, realzadas por toques creativos de cocina de vanguardia. Por añadidura, el Skina se ubica en un pintoresco rincón del casco histórico de Marbella, con sus casitas tradicionales encaladas y los estallidos de color de sus flores a cada paso.

28th Nov, 2017 by Manuel Alarcon

Compartir este artículo

Nuestros Servicios